CHARLÈNE DE MÓNACO

El enemigo invisible que amenaza la salud de Charlène de Mónaco

La Princesa debió perderse uno de sus eventos deportivos preferidos luego de confirmarse la triste noticia.
lunes, 6 de junio de 2022 · 11:42

Luego de varios meses de coquetear con la muerte y lograr desterrarla de su vida, la Princesa Charlène de Mónaco vuelve a estar bajo amenaza vital. Es que en las últimas horas fue confirmada la noticia de que contrajo COVID-19.

A pesar de la triste información, que vuelve a impactar como baldazo de agua fría en los intereses de Su Alteza Serenísima de regresar poco a poco a la vida pública, fuentes oficiales del Principado han afirmado que su estado de salud “no inspira ninguna preocupación”.

“Al mostrar algunos síntomas, Su Alteza Real la Princesa Charlène fue diagnosticada positiva en una prueba de detección de Covid-19”, resalta la nota emitida para tranquilidad de la comunidad y los medios de comunicación.

Quizá la mayor decepción que debió soportar la Princesa en esta ocasión fue la de tener que ausentarse de uno de sus eventos deportivos preferidos, organizados por su fundación: el Water Bike Challenge. Un certamen que la tuvo como ganadora en la edición anterior, fruto de un arduo entrenamiento al que se sometió varios meses antes. Fue su hermano, Gareth Wittstock, secretario general del Principado, el encargado de presidir el encuentro en su ausencia.

Quien no quiso perderse la competencia, a pesar del estado de salud de su esposa, fue el Príncipe Alberto, quien fue el encargado de entregar los premios a los ganadores del evento solidario junto a los hijos del matrimonio, los mellizos Jacques y Gabriella. Algo a lo que, al parecer, se tendrán que acostumbrar, teniendo en cuenta que su madre Charlène adelantó que no podría continuar con sus compromisos de “Primera Dama” por su convaleciente estado de salud. Y ahora que se ha agarrado el virus, mucho menos.

Un año difícil

Charlene volvió a Mónaco en marzo, después de varios meses en su país natal, Sudáfrica, donde se enfrentó y venció a la muerte. Allí contrajo una seria infección, que comenzó en la nariz, se extendió a oídos y garganta y se complicó mucho más de lo esperado.

Debió ser operada en más de una ocasión y su recuperación ha sido bastante difícil, teniendo en cuenta que atravesó en soledad algunas semanas del proceso. Hoy cursa momentos de mayor tranquilidad.

La última vez que se vio a la Consorte de Mónaco en público fue en familia, en el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1. Una cita prácticamente ineludible a la que asistió y se llevó todas las miradas, tanto en las pruebas preliminares como en la carrera principal. Hacía un tiempo que el matrimonio real no se mostraba unido, envuelto en rumores de distanciamiento.

De momento, el estado de salud de la Princesa Charlène de Mónaco no es de preocupación. Habrá que seguir atentos, eso sí, dado que, por su reciente alta médica luego de meses de aferrarse a la vida, le pueden haber dejado algunas secuelas. Y con el COVID-19 nunca se sabe. Le deseamos pronta recuperación.

Otras Noticias