INFANTA CRISTINA

La Infanta Cristina no es la única y la lista incluye a Victoria Federica

No lo pueden creer.
domingo, 10 de julio de 2022 · 10:57

Sí. Nadie puede creerlo. No pueden o, más bien, no quieren. Deseaban que siga siendo su secreto, pero algo les falló. Y, por ahora, solo de la Infanta Cristina se hablaba sobre el tema y resulta que no era la única. En la lista también está su sobrina Victoria Federica, una duquesa y dos reinas. ¿Quiénes son y de qué hablamos?

El reciente paso de la hija mediana del Rey Juan Carlos por el quirófano la llevó a ocupar un espacio en la mayoría de las portadas de revistas del corazón de España. Se despidió de su característica verruga y aprovechó de hacerse un retoque por aquí y por allá y ahora es alguien completamente renovada.

El nuevo rostro de la Infanta Cristina.

Una decisión que la Infanta Cristina compartiría también con su sobrina Victoria Federica, quien habría decidido someterse a las mágicas manos de un cirujano plástico motivada por su carrera de influencer en ciernes.

Elevación de la cola de las cejas y de la nariz, rellenado de pómulos, aumento de labios y corrección del ángulo de la mandíbula son algunos de los retoques que fuentes han dejado saber sobre la hija de la Infanta Elena, aunque ésta no lo admita. Podemos decir lo mismo de su tía, la hermana del Rey Felipe, aunque en su caso sea un poco más complicado esconderlo, ya que el cambio es evidente.

Victoria Federica y un rostro mejorado.

La Infanta Cristina y Victoria Federica no están solas en esta aventura que, dicen, es un camino de ida. Otras royals de renombre también habrían decidido someterse a mejoras. Y es el caso de la Reina Letizia, de Rania de Jordania y de Meghan Markle.

La Duquesa de Sussex y la Reina jordana comparten la decisión de mejorar su nariz. Ambas han lucido completamente distintas de un año a otro, con lo que pude apreciarse como una corrección del ángulo mediante la rinoplastia. En el caso de la Monarca española, en tanto, su paso por los esteticistas sería un poco menos complejo. Solo habría accedido a un mejoramiento de la piel para corregir algunas imperfecciones, mayormente pensando en las fotografías que le toman a diario.

Ejemplos sobran. La Infanta Cristina no tiene nada de qué avergonzarse. Y, mucho menos, su sobrina Victoria Federica.

Otras Noticias