REY JUAN CARLOS

El Rey Juan Carlos y la Reina Sofía, los tres motivos que truncaron su matrimonio

Los padres del Rey Felipe no vivieron una unión como soñaron.
miércoles, 13 de julio de 2022 · 03:00

No es novedad que el matrimonio del Rey Juan Carlos y la Reina Sofía no fue el soñado, si bien antes de la boda movieron cielo y tierra apostando a su historia de amor, no todo fue como lo tenían planeado, o al menos como cada uno lo idealizó. El 14 de mayo de 1962 hubo tres bodas en Atenas, la católica fue en la Catedral de San Dionisio, la ortodoxa en la Catedral de Santa María y la ceremonia civil en el Salón del Trono del Palacio Real de Atenas. Sin embargo, el régimen que regía por esas fechas en España le restaba importancia a este evento.

Una vez unidos en matrimonio, se planteó el primer debate para la pareja del Rey Juan Carlos y la Reina Sofía, y es que no decidían dónde echar raíces. Afortunadamente, Zarzuela fue el palacio que escogieron y el que se convertiría en el refugio de la Familia Real. Los primeros años fueron bastante buenos, pero con el paso de los años comenzaron a aparecer los inconvenientes que complicarían su vínculo.

El primero de ellos estaría vinculado a su relación como pareja. Si bien el Rey Emérito nunca se mostró como romántico, la Reina Sofía dejó en claro que haría lo que fuera necesario para llevar armonía a su matrimonio, y, aunque no creó grandes amistades en España, consiguió el visto bueno de Franco.

Imagen de la Boda del Rey Juan Carlos y la Reina Sofía. Fuente: (Archivo)

Luego, la construcción de la familia fue un tema que, sin lugar a dudas, empañó por completo el matrimonio de quien ostentó la Jefatura del Estado entre 1975 y 2014 y la Reina Sofía. En este punto, el Rey Juan Carlos dejó en evidencia su desilusión cuando su primera descendencia no fue un varón. Y no solo nació la Infanta Elena, sino que luego llegó la Infanta Cristina, y recién para 1968 llegó el Rey Felipe, quien lo sucedería en el trono. Sin embargo, para aquel momento su relación estaba comenzando a quebrarse.

Con la llegada de Felipe IV al matrimonio del Rey Juan Carlos y la Reina Sofía, volvía la calma. Fuente: (Archivo)

El último motivo por el que el matrimonio del Rey Juan Carlos y la Reina Sofía no consiguió salir a flote está relacionado con su reinado, una monarquía que estuvo caracterizada por las tensiones de principio y a fin de su periodo, dejando en evidencia las falencias que cargaba el padre del Rey Felipe a la hora de su mandato y la infinidad de rumores que lo envolvían en polémicas, que, con el paso del tiempo, escalaban a la categoría de escándalos.

Otras Noticias