INFANTA CRISTINA

La Infanta Cristina no no va a retroceder ni un centímetro de la decisión que tomó

No va a claudicar.
miércoles, 13 de julio de 2022 · 07:11

No hay mucho por discutir. Lo de la Infanta Cristina ya parece ser una decisión tomada, sin vuelta atrás. Está decidida y sus maletas preparadas para recibir y guardar las prendas veraniegas más exclusivas para lucir en la playa.

Más allá de lo definitivo del plan trazado por la hija mediana del Rey Juan Carlos y la Reina Sofía, lo que sí podríamos decir que es materia de investigación es el porqué de la decisión. ¿Cuál es el beneficio de exponerse de ese modo?

La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin en uno de sus nidos de amor.

La Infanta Cristina está aferrada. Se niega a renunciar o claudicar a aquello que le ofrece un viaje dentro de otro viaje, en especial uno al pasado. Porque el lugar o los lugares a los que se dirigirá en cualquiera de estos días fueron sus grandes nidos de amor.

Hablamos de Vitoria y de las costas de Bidart. En ambos lugares, la ex Duquesa de Palma y su ex esposo Iñaki Urdangarin supieron ser muy felices. Y en el último de los parajes, recientemente la mediana de los Borbón y Grecia ha recibido una puñada en el corazón. El ex jugador de balonmano del Barcelona fue visto con Ainhoa Armentia, la razón que derrumbó el mundo a su alrededor.

Iñaki Urdangarin con Ainhoa Armentia, la razón que derrumbó el matrimonio de la Infanta Cristina.

La decisión de la Infanta Cristina, entonces, bien podría ser entendida de dos formas completamente opuestas. La primera: Doña Cristina está dolida y necesita recuperar su felicidad en los lugares en donde la depositó. La segunda: decidida a olvidar y pasar de página, se niega a renunciar a los lugares que supo amar y enfrenta sus recuerdos para lograr su cometido.

Cualquiera de las opciones pinta a la ex Duquesa de Palma como lo que es: una mujer sumamente valiente y dispuesta a reinventarse cada vez que así lo crea.

Otras Noticias