REINA LETIZIA

El lado más cariñoso de la Reina Letizia llega a las Familias Reales

Siempre es el ejemplo a seguir.
viernes, 15 de julio de 2022 · 04:30

Parece que todo hay que explicarlo a veces, pero las muestras de cariño suponen un permiso ocasional que muy de vez en cuando se dan las Reinas con sus propias hijas. Pero es así, aunque nos cueste creerlo. Y es la Reina Letizia quien ha comenzado a romper protocolos y se ha permitido ser cada vez más afectuosa.

Allá lejos y en el tiempo ha quedado aquella mujer fría y distante incapaz de siquiera sonreír o expresar muestras de cariño hacia sus propias hijas en actos oficiales o permitirse saludar efusivamente en actos oficiales a líderes mundiales o personas que a la Reina Letizia le toquen el corazón.

Las licencias de la Reina Letizia en el Palacio Real en audiencias públicas ya no son noticia. Fuente: (Instagram)

¿Corazón? Muchas veces los más acérrimos detractores han logrado poner en tela de juicio la sensibilidad de la Consorte y, aunque nos duela confesarlo, ha sido cierto: Letizia no se permitía mimos, jaleos, abrazos, besos, muecas y sonrisas por doquier como lo hace ahora.

La cumbre de la OTAN en Madrid en 2022 ha sido, sin lugar a dudas, el puntapié de una Reina Letizia fantástica en las formas: sin convertirse jamás en una moriqueta, ha tenido la capacidad de ser una inmensa anfitriona que ha saludado efusivamente al matrimonio Biden o a su querida pareja amiga de Luxemburgo, Gauthier Destenay y el Primer Ministro, Xavier Bettel.

Victoria de Suecia y la Princesa Estela han encantado a la prensa con este gesto tan cálido.

Pero también se ha permitido la Reina Consorte de España ser mucho más cálida con sus hijas Leonor y Sofía, dejar de corregirlas todo el tiempo con miradas funestas y lacónicas, sino que ahora, quizás más sensible por los 50 años que se aproximan, también se ha permitido abrazar como nunca a la heredera al trono cuando partió a Gales o corregirla en los Premios Princesa de Girona.

Todo lo que hace la Reina Letizia, se sabe, es tendencia. Y así lo ha demostrado últimamente la mismísima Victoria de Suecia, cuando ha sido portada de los medios reales al protagonizar uno de los gestos más bonitos y humanos que se han visto en las realezas de los países nórdicos: un beso y un abrazo a la Princesa Estela. Así nos gusta más ver a las Familias Reales. Más cercanas, más cálidas, como la nueva Letizia.

Más de

Otras Noticias