INFANTA SOFÍA

El cambio de la Infanta Sofía que podría no gustar a la Reina Letizia

Ya nada es como antes.
domingo, 17 de julio de 2022 · 10:10

El tiempo pasa y nos vamos poniendo viejos. El tiempo pasa y, para algunos, es impiadosamente cruel. No es el caso, claro está, de las royals juveniles españolas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, quienes, al contrario del resto de los mortales, parecen poseer las virtudes del buen vino. Aunque en este rubro la mínima variación en los procesos de producción puede significar una diferencia abismal en el resultado. Es lo que teme la Reina Letizia.  

La Monarca española es, quizás, una de las más avezadas y exigentes madres de la realeza europea. Se ha encargado de brindarles una educación ejemplar a sus dos hijas, las ha formado para el futuro que les espera, para la gloria de representar a su país como máximas referentes de la Monarquía. Pero, sin embargo, los distintos roles que separan a la heredera del trono y a la menor de las Borbón y Ortiz alteran indefectiblemente en algún grado los planes de Doña Letizia.

La Infanta Sofía y la Princesa Leonor en el Museo Dalí.

A diferencia de su hermana, la Princesa Leonor, la Infanta Sofía no contará con grandes responsabilidades. Esto la habilita a una mayor soltura o independencia a la hora de mostrarse en público. Y es, quizás, lo que más ha aprovechado, sobre todo, en estos últimos tiempos.

La menor de las Infantas de España presume notables cambios físicos, aunque también es dueña de una innegable actitud y personalidad que cautivan. Muy atrás quedó la imagen de aquella niña tímida y que no emitía sonido alguno. Pese a no poder escucharla aún desenvolverse en público como su hermana Leonor, la Infanta Sofía comienza a dar muestras de lo que es capaz y de lo que está dispuesta a proyectar.

Esto último preocupa a la Reina Letizia, quien ve como, poco a poco, se extingue aquella niña inocente para darle paso a una versión más bien de “princesa rebelde”, en el buen sentido que puede llegar a permitir tal concepto.

La Infanta Sofía y la Princesa Leonor junto a la Reina letizia en los Teatros del Canal.

Y es que, mientras la Princesa Leonor destaca por sus estilismos en 'clave lady', con blusas románticas y vestidos de ‘princesa’, la Infanta Sofía elige lucir un estilo completamente opuesto, menos rígido y fresco. Contrastante al de su hermana, como pudo verse en la primera aparición pública tras el regreso de la primogénita Borbón y Ortiz al país desde Gales, en los Teatros del Canal.

De esta “rebeldía”, la joven Sofía ha dado muestras hace unas semanas con un detalle que habría alertado a los miembros de la Casa Real. Una coincidencia que la unía en cierto modo a su prima Victoria Federica, personaje bastante resistido por la familia por sus constantes escándalos y cruces con la prensa. Hablamos de sus uñas pintadas en el mismo tono que la sobrina del Rey Felipe había lucido meses atrás, lo que era temido como una “puerta de entrada” para otras decisiones estéticas un poco más jugadas y no acordes al estilo que la Reina Letizia desearía.

Otras Noticias