REINA LETIZIA

La Reina Letizia queda en evidencia tras someterse a la prueba más difícil

La esposa del Rey Felipe no se esperaba pasar por el asiento acusador.
lunes, 18 de julio de 2022 · 05:30

Para la mirada de la prensa internacional, la Reina Letizia es la figura más fuerte de la Corona Española, consiguiendo una muy buena crítica en los últimos años por su rol representativo e institucional, pero también por dejar en evidencia su firme intención de recuperar la imagen de la Corona española y de cuidar el futuro reinado de su hija la Princesa Leonor. 

Pero no solo el papel que desempeña Letizia le ha valido el honor y reconocimiento, si no que su estilismo y cuidado le han hecho mantenerse en la cabeza de la lista de las mujeres más hermosas del país. Su belleza y elegancia ya quedaba en evidencia mucho antes de que Letizia pisara Zarzuela como Princesa de Asturias, pero conforme han pasado los años (18 para ser específicos), la esposa del Rey Felipe ha acudido a la medicina estética para cambiar algunos aspectos de su rostro. 

La Reina Letizia según los ideales basados en la proporción matemática. Foto: "El Español"

Tan como lo analiza el diario El Español a través de "La fórmula de la belleza" creada por el matemático Leonardo de Pisa, conocido como Fibonacci. Este sistema sentencia que la Reina Letizia lucía una proporcionalidad mayor en su época de periodista en 2003, y en sus primeros meses junto al entonces heredero al trono que en la actualidad.

La Reina Letizia en 2003, según los ideales basados en la proporción matemática. 

El artículo defiende que la Reina Letizia, contaba con una mejor armonía en su rostro antes de someterse a los tratamientos estéticos. "Se ha sometido a una rinoplastia, a una mentoplastia, a una posible bichectomía y a inyecciones de bótox y ácido hialurónico. La Reina ha corregido así los 'errores' que ella percibía ante su espejo, pero la realidad es que la ciencia matemática contradice la percepción de la soberana", reseña El País

En 2003, la entonces novia del Rey Felipe,  lucía  una proporción áurea casi perfecta. Eso es lo que concluye el procedimiento de medición de la belleza que menciona El País, que tras comprobar los parámetros del entonces rostro de la asturiana, lo puntúa con un 9,22 sobre 10, por lo que le atribuye el nivel de "perfección".

La Reina Letizia en la actualidad, según los ideales basados en la proporción matemática.

En cambio, y tras emplear el método de medición de las proporciones faciales actuales, este califica con un 7,76 sobre 10. En este caso, el nivel de belleza que se le atribuye ala Reina Letizia es "normal".

Otras Noticias