INFANTA CRISTINA

El cambio de la Infanta Cristina que supone la búsqueda de un nuevo amor

Está irreconocible.
miércoles, 6 de julio de 2022 · 08:13

Lo merece. Desde hace mucho tiempo que la vida debió retribuirle todo aquello por lo que sufrió. Ya es hora. Ella lo sabe y él ya ha dado vuelta la página. Lo ha hecho de la peor manera posible, hiriéndola de muerte y rompiendo su corazón en pedazos. Está todo dicho. La Infanta Cristina se ha dispuesto a seguir caminando y arranca un nuevo camino a su ansiado “felices por siempre”, ese con el que toda princesa ha soñado alguna vez.

La esposa en proceso de ex de Iñaki Urdangarin ya no es la misma. Y no es solo un decir. De verdad ya no lo es. Hay un cambio radical en ella, uno que se puede ver. Algo no está más en el semblante de la hermana del Rey Felipe. ¿Qué será?

A la Infanta Cristina se le ha perdido la verruga que la caracterizaba. No la ha extraviado, en realidad, sino que se ha dejado caer al quirófano, como tantas famosas, y ha demandado que se lo extirpen de una vez y para siempre. Y, ya que estaba, le han echado una manito con la piel y le han dejado radiante. Si hasta parece cinco años más joven, ¿no?

La nueva Infanta Cristina en la tapa de "Lecturas".

 

El hallazgo es de la revista “Lecturas”, que la pone en su portada de esta semana como una de las noticias principales. “La nueva Cristina”, titulan los editores. Cuánta razón.

 

La Infanta Cristina ya no es lo que era. Su cambio coincide, además, con la salida a la luz de las fotos de Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia –de quien se suponía se había alejado- pasando un romántico día de playa en las costas de Bidart, su otrora nido de amor. ¡Una afrenta!

Pero el retoque en el rostro no es lo único cambio al que se ha sometido en su vida la hermana mediana de los Borbón y Grecia. Según el artículo publicado en la mencionada revista, la hija del Rey Juan Carlos se apuntó en el gimnasio. Asiste tres veces por semana. Y, viéndola bien, si parece mucho más estilizada que antes.

Infanta Cristina, ya operada, en un acto de la Fundación La Caixa, donde trabaja. Fuente: (EFE)

“Tras anunciar su separación, una de las primeras cosas que la Infanta Cristina hizo fue acudir a su peluquería de confianza y cortarse la melena. Desde entonces, mantiene este peinado. Además, al poco tiempo de separarse, se apuntó al gimnasio, al que acude tres veces por semana, lo que ya se advierte en su físico. Cuando acudió a un evento en Barcelona, al que también asistió su hijo Pablo que vive en la Ciudad Condal, a la hija mediana de Juan Carlos y Sofía se la vio sin la característica verruga que tenía cerca de la nariz”, escribe la revista catalana del corazón sobre la -en proceso- ex esposa de Iñaki Urdangarin.

¿Qué nos está queriendo decir la Infanta Cristina con todos estos cambios? ¿Acaso ya ha decidido por fin dar vuelta la página como su marido en proceso de ex? ¿Se ha puesto en campaña para encontrar un nuevo amor? Todo indicaría que sí. Pero, como decimos siempre, solo el tiempo lo dirá.

Otras Noticias