REINA ISABEL

El sospechoso gesto de la Reina Isabel luego de la peor noticia

Lo hizo en el momento inadecuado.
jueves, 7 de julio de 2022 · 16:45

Es un escándalo de magnitudes pocas veces visto. Ha destrozado toda confianza en el Gobierno. Las instituciones penden de un hilo. Hay descontento en las calles, protestas, gritos, pancartas. Un escenario realmente apocalíptico es el que se ha apoderado del Reino Unido. Y, sin embargo, la Reina Isabel sigue allí, impoluta. Boris Johnson, mientras tanto, ha anunciado la dimisión a su cargo de Primer Ministro.

La noticia ha sorprendido a todos. Pero no ha sido más que la frutilla del postre, ya que durante toda la semana han renunciado más de una decena de ministros de Johnson, disconformes con su liderazgo político, cosa que lo ha dejado sin otra salida.

Una renuncia la de Boris Johnson que pone en jaque al Gobierno inglés, que ahora debe apresurarse en buscar a un sucesor, ya que el renunciante permanecerá en su cargo hasta que eso ocurra. Mientras todo esto pasa, al Palacio de Buckingham lo invade un silencio ensordecedor.

La sospechosa publicación de la Reina Isabel. Fuente: (Twitter)

Pero esto último no es el caso de las redes sociales de la Familia Real británica, en donde la Reina Isabel –o quien maneja su cuenta de Twitter- ha tenido un sospechoso gesto. Mientras la opinión pública incendia al muy pronto ex líder del Gobierno, en la mencionada plataforma han publicado una colección de sonrisas de Isabel II.

¿Festeja acaso? ¿La Reina Isabel celebra la renuncia de Boris Johnson? Es muy poco probable que lo haga, al menos no en público. No sería tan torpe como quienes manejan sus redes sociales de, en un momento tan sensible para la Nación, mostrar júbilo en lugar de guardar respetos o bregar por mantener la calma.

La fiesta de Boris Johnson que avergonzó a la Reina Isabel. Fuente: (Daily Mirror)

De todos modos, no podemos negar la tensa relación que ambos líderes mantenían. Johnson ya venía en falta con la Monarca británica luego del escándalo desatado por la fiesta ilegal que éste protagonizó en Downing Street, un evento del que participaron altos funcionarios del gobierno inglés en plena cuarentena por Coronavirus, en diciembre de 2020.

Desde ese momento, la imagen de Boris Johnson se encuentra en picada. En cada evento en el que participaba junto a la Reina Isabel, era abucheado masivamente. Ese descontento luego se trasladó a su staff, que fue el que terminó desencadenando el desastroso desenlace ya por todos conocidos.

A fin de cuentas, la renuncia del Primer Ministro inglés quizás haya resultado mejor de lo que esperábamos para la Monarca británica que lleva 70 años y cuatro meses sentada en el trono ante el cual se han arrodillado ya 14 primeros ministros, incluido el preferido de Isabel II, Winston Churchill.

Otras Noticias