VICTORIA FEDERICA

Paloma Barrientos reveló un desagradable gesto que recibió de Victoria Federica

Mostró una faceta poco conocida.
lunes, 15 de agosto de 2022 · 13:32

Después de un tiempo prudencial alejada de los escándalos, Victoria Federica ha vuelto a aparecer para ponerse, nuevamente, en el ojo de una tormenta perfecta.

Esta vez, ha protagonizado un momento bastante desagradable en el festival Starlite, que se ha llevado a cabo en Marbella. Durante la 13ava edición de uno de los encuentros solidarios más importantes de la temporada, la hija de la Infanta Elena ha tenido un cruce no muy agradable con la prensa.

Victoria Federica, presente en el festival solidario de Starlite. Fuente: (Instagram).

Fue mientras ingresaba a través de la alfombra roja. Ha respondido sin palabras a una observación que le ha hecho la mismísima Paloma Barrientos, quien contó todos los detalles en el programa de radio ‘Es la mañana de Federico’ de Es Radio.

“Victoria Federica no es simpática. Tendría que aprender de sus primos Urdangarín”, le ha sepultado Barrientos al recordar lo que pasó.

Resulta ser que Victoria Federica llegó a la gala de Starlite luciendo un vestido que, apenas minutos antes, ya había desfilado por la alfombra roja. Así es. Con el mismo look, exacto, idéntico, ha llegado la condesa alemana Gunilla Von Bismarck.

Victoria Federica, idéntica a la condesa Gunilla. Fuente: (Instagram).

Mientras la nieta preferida del Rey Juan Carlos posaba para las cámaras, Paloma Barrientos le ha comentado en voz alta acerca de la coincidencia. “Ella se hizo el recorrido del photocall y le gritamos: ‘Victoria, que tienes un traje igual que Gunilla’. Y puso una cara…”, explicó la periodista especialista en Casas Reales en el mencionado programa radial.

Un gesto que, al menos para Barrientos, revela una faceta poco conocida de Victoria Federica, la auténtica, según la periodista, visiblemente disgustada por el desplante de la royal con aspiraciones de influencer.

“Lo normal en una situación así es que te lo tomas a risa, sonríes. Pero no se paró, nos miró con cara de la infanta Elena cuando se enfada y ya se la subieron rápido para otro lado”, concluyó Paloma Barrientos con su relato.