REINA SOFÍA

La Reina Sofía y la preocupación que la acompaña, no hay vacaciones posibles

No ha podido evitarlo, aseguran.
lunes, 8 de agosto de 2022 · 03:00

Su cuerpo está en la hermosa, pero calurosa Mallorca. Su mente, sin embargo, se encuentra a miles de kilómetros de allí, en tierras nórdicas, donde un entrañable personaje vive un momento sumamente delicado. La Reina Sofía, aseguran, está preocupada por Harald de Noruega, el Rey Vikingo.

Al Monarca nórdico y a la Reina Emérita los une un fuerte vínculo. Cuenta la historia que ambos estuvieron a punto de convertirse en marido y mujer, pero que entre ellos se interpuso el amor verdadero. Aquel sentimiento que, dicen, alguna vez sintió Doña Sofía por su esposo el Rey Juan Carlos.

Reina Sofía y Harald de Noruega, en la Copa del Rey de vela, en 2017. Fuente: (Instagram).

Lo cierto es que la razón de la preocupación que invadiría a la Reina Sofía es el estado de salud de Harald de Noruega, quien desde antes del fin de semana fue ingresado al hospital de urgencia por una infección, según informaron desde la Casa Real nórdica.

Han sido tiempos complicados para la salud del ex pretendiente de la Emérita española. En marzo, el Rey Vikingo debía ser internado tras contagiarse COVID-19. Dos años antes, en 2020, fue intervenido quirúrgicamente para sustituirle una válvula coronaria. Pero fue desde su ingreso hospitalario en pandemia que su estado se vino a pique.

Reina Sofía y Harald de Noruega en Madrid, en abril de 1995. Fuente: (Instagram).

La evidencia de la preocupación de la Reina Sofía

Mientras permanece en el Palacio de Marivent, hay medios que aseguran que la Reina Sofía no puede evitar consultar cada cierto tiempo por la salud de Harald de Noruega. Si bien no se ven hace mucho, la relación sigue siendo fuerte. De hecho, el hijo de Doña Sofía, el Rey Felipe, asistió hace algunas semanas atrás a la cena de cumpleaños de la nieta mayor del Monarca noruego, que estuvo presente con la ayuda de un bastón.

De momento, desde el Palacio Real nórdico informan que el estado de salud del Rey Vikingo es estable y esperan que esté presente en el Consejo de Estado, que tendrá lugar el próximo viernes en la residencia real, lo que hablaría de un buen pronóstico y supone un alivio para la Monarca retirada, cuya mente todavía guarda espacio para su viejo "amigo y algo más" que le obsequió la vida.

Otras Noticias