IÑIGO ONIEVA

La opinión más honesta sobre el culebrón de Íñigo Onieva y Tamara Falcó: “La ha pifiado fuerte”

La ruptura sigue generando muchas repercusiones.
jueves, 29 de septiembre de 2022 · 10:14

A pocos días haber anunciado su compromiso, Tamara Falcó parece haberle puesto fin a la relación con Íñigo Onieva, luego de que se viralizara un video del empresario en el que besa a otra mujer en el festival Burning Man.

Lorena G. Maldonado hizo un profundo análisis en su columna “En defensa de Íñigo Onieva”. Asegura que el empresario “no sabía el toro que se le venía encima. Un toro llamado España, un toro llamado Tradición”.

Tamara Falcó parece haberle puesto fin a la relación con Íñigo Onieva. Fuente: (Instagram)

“Pobre Íñigo. No. En el país del 'Lazarillo de Tormes', Onieva penalizado por pillo. La cosa tiene gracia. Cualquier ser humano con dos cucharadas de ética entiende a Tamara Falcó y comparte su dolor: yo la primera”, asegura la periodista. 

Lorena Maldonado sostiene que el empresario es “un hombre tan alérgico al ‘compromiso’ que hasta le cuesta pronunciarlo”. “Él, para no verse salpicado de pringosas promesas, se queda tan ancho después de soltarte lo de engagement, un anglicismo absurdo que le hacía merecedor de ser abandonado por Tamara en ese mismo instante”, escribe.

“Pero, una vez más, dejamos pasar el mejor tren. El de la poesía, el de la lingüística. Lo prosaico nos volvió a tumbar. La imagen del Burning Man pudo más que la palabra, a todas luces anticipatoria, a todas luces reveladora. Su dialéctica esnob de escuela de negocios esta vez no le salvará. El chaval la ha pifiado fuerte”, asevera.

Para Lorena Maldonado, Íñigo Onieva "la ha pifiado fuerte". Fuente: (Instagram)

La periodista considera que "debe de ser que un buen día se vio dentro de una familia con empaque que le recordaba a la suya en cuanto a dinero, pero no en cuanto a prestigio, no en cuanto a solera. Él solo era un niño de reservado de Gunilla con cachimbita y titis polioperadas frente al terrorífico poderío del gran clan patrio. Un mundo que siempre le quedó grande".

Para la escritora, Íñigo Onieva “se parece más a la Preysler que su propia hija y, cuando se dio cuenta de que Tamara quería otra cosa, se intentó disfrazar de príncipe azul siendo solo un ravero de Nevada. Huyó de sí mismo, sin saber que uno mismo siempre se espera a la vuelta de la esquina, como un atracador inesquivable”.

“Debe de ser que se obnubiló. Debe de ser que Tamara es tan encantadora como parece”. “El mayor problema de Onieva ha sido intentar cumplir un sueño que no era el suyo. El del matrimonio monógamo, sin fisuras, con prontos hijos rubios, y todo con 33 años recién cumplidos y unas ganas de jaleo que no se tiene”, continúa su análisis. 

La ruptura entre Íñigo Onieva y Tamara Falcó aún genera muchas repercusiones. Fuente: (Instagram)

Según Maldonado, “no le dio el testiculario para proponer lo que siempre quiso, o lo único que sabe sostener dignamente. La posibilidad una pareja abierta”. “Onieva se pregunta en secreto por qué tiene él que ceder al modelo de vida que quiere Tamara, por qué parece el único legítimo, el único correcto. ¿Por qué no se adapta ella al de él? ¿Herencias rancias de un país que se cree moderno, pero solo es sermoneador y pacato?”, cuestiona

De acuerdo a la periodista, Íñigo Onieva “prefirió la hipocresía tan propia de los que hacen de su vida un escaparate. Prefirió la mentira y, entonces, se hundió”. “El beso de Onieva es la cosita más cuqui que pudo salir de ese divino fiestón orgiástico, que parecemos nuevos”, apunta.

“Lo más triste, al final, es observar desde la barrera cómo España, creyéndose progre y feminista, no para de tutelar a Tamara, de infantilizarla y de tomar decisiones por ella. ¿Acaso no es una mujer adulta que puede defenderse del mundo y elegir si perdona a Onieva o no, justo ella, que es religiosa y cree en la redención? Denle su lugar. Esa es la mejor forma de respetar a una mujer”, concluye Maldonado en su columna.

Otras Noticias