NUMISMÁTICA

Descubre la fascinante historia detrás de la moneda de 1 peseta de 1988 que tiene un valor de 175 euros

Descubre la fascinante historia detrás de la moneda de 1 peseta de 1988, procedente de la Casa de la Moneda de Madrid, que presenta un trozo separado del cospel y una característica rebaba. Esta singular pieza de colección, con una conservación excepcional, tiene un valor estimado de 175 euros.
viernes, 20 de octubre de 2023 · 17:12

La moneda de 1 peseta del año 1988, con la marca de la Casa de la Moneda de Madrid, es un auténtico tesoro para coleccionistas. Pero lo que la hace excepcional es un rasgo inusual: un trozo separado del cospel, que le otorga un valor incalculable en el mundo de la numismática. Además, presenta una característica rebaba que añade aún más singularidad a esta pieza. Con una conservación sobresaliente (SC), esta moneda de aluminio tiene un diámetro de 21 mm y un peso actual de 1,29 gramos.

Esta moneda se acuñó durante el reinado de Juan Carlos I y se ha convertido en un objeto de gran interés para coleccionistas y amantes de la numismática en todo el mundo. La rareza de su condición y los detalles únicos que la distinguen la hacen altamente apreciada en el mercado. Con un valor estimado de 175 euros, esta moneda es un testimonio de la riqueza histórica que cada pieza numismática puede contener.

"Moneda de 1 peseta del año 1988. (Fuente: Google)"

Coleccionar monedas es una pasión que une a aficionados y expertos en la apreciación de la historia y el arte que se esconde en estas pequeñas obras maestras. La moneda de 1 peseta de 1988, con su trozo separado del cospel y rebaba, representa un capítulo especial en el legado de la numismática española.

Un testimonio del reinado de Juan Carlos I y un reflejo de la meticulosa artesanía de la Casa de la Moneda de Madrid. Si eres un apasionado coleccionista, esta pieza única es una adición imprescindible para tu colección.

"Moneda de 1 peseta del año 1988. (Fuente: Google)"

En resumen, la moneda de 1 peseta de 1988 con un trozo separado del cospel y una característica rebaba es una joya numismática que fusiona historia y singularidad. Con un valor estimado de 175 euros, esta pieza no solo es valiosa desde el punto de vista financiero, sino que también representa un vínculo con el pasado y una obra de arte en sí misma.