Reciclar

Reutilizar tus viejas maletas: Cómo reciclar y convertirlos en muebles con encanto

¿Tienes maletas antiguas que ya no utilizas? ¡No las guardes en el trastero! Te mostramos cómo convertirlas en muebles y mesitas de noche con mucho rollo.
viernes, 6 de octubre de 2023 · 10:22

Venga, todos tenemos alguna maleta o valija por casa que ya no usamos, ya sea porque está pasada de moda, porque tiene alguna rueda rota o simplemente porque hemos renovado nuestro set de viaje. Pero, ¿y si te digo que puedes darles una segunda vida y, además, darle un toque guay a tu habitación? ¡Pues al lío!

Hoy en día, el reciclaje es mucho más que una simple moda pasajera. Es una forma de vida, una manera de cuidar nuestro planeta y, de paso, darle un toque único a nuestro hogar. Y es que, en el mundo del diseño de interior, reciclar se ha convertido en una auténtica revolución. ¿Quién iba a decir que esas maletas viejas podrían convertirse en el centro de atención de tu habitación?

Mesa de maletas en color azul. Fuente: (Pinterest)

Elementos necesarios:

  • Maletas o valijas antiguas
  • Patas de madera o metal (opcional)
  • Tornillos y herramientas básicas
  • Pintura o tela para renovar el exterior (si es necesario)
Mesa de maleta negra. Fuente: (Pinterest)

El paso a paso:

PASO 1: Limpia bien la maleta y retira cualquier etiqueta o adhesivo antiguo.

PASO 2: Decide si quieres mantener el aspecto original o renovarlo con pintura o tela.

PASO 3: Si decides añadirle patas, fíjalas en la base de la maleta con tornillos.

Mesa ratona de maletas. Fuente: (Pinterest)

PASO 4: Asegúrate de que la maleta se abra y cierre correctamente. Si es necesario, repara o cambia las cerraduras.

PASO 5: Coloca la maleta en el lugar deseado y ¡voilà! Ya tienes un nuevo mueble con mucha personalidad.

Reciclar es una forma genial de darle un nuevo aire a tu hogar, y con ideas como esta, no solo estarás cuidando el medio ambiente, sino que también estarás creando espacios únicos y con mucho carácter. Así que, si te ha molado la idea, ¡dale caña y pon manos a la obra! Y si te quedas con ganas de más, no dudes en buscar más inspiración o consultar con un experto en diseño de interior. ¡Hasta la próxima!