MONEDAS

Descubre la Historia Numismática: Moneda de Portugal 10 Euros 2005 con un valor cercano a los cien euros

Explora la elegancia y valor: conoce la moneda de Portugal de 10 euros del año 2005, de plata y con un valor de 80 euros, una pieza numismática de la serie Iberoamericana.
lunes, 27 de noviembre de 2023 · 09:04

La moneda de Portugal de 10 euros del año 2005 es un tesoro numismático que refleja la riqueza histórica y artística del país. Acuñada en plata con un diámetro de 40 mm y un peso de 27 gramos, esta pieza con conservación PROOF es un ejemplo de la pericia artesanal y la belleza de la numismática portuguesa. Parte de la VI Serie Iberoamericana y acuñada en la Casa da Moeda do Porto, esta moneda es una joya que combina valor monetario y estético, atrayendo a coleccionistas y entusiastas por igual.

La moneda de 10 euros de Portugal de 2005, perteneciente a la Serie Iberoamericana, es una representación de la excelencia en la fabricación de moneda. La utilización de plata en su composición no solo realza su valor intrínseco sino que también resalta su diseño y detalle. Su conservación PROOF la convierte en un ejemplo de calidad y perfección, una característica que la hace especialmente atractiva para coleccionistas y amantes de las monedas.

 Moneda de Portugal 10 Euros 2005. Fuente: (Google)

El valor estimado en 80 euros de esta moneda de Portugal, refleja su importancia y demanda en el mundo numismático. Su inclusión en la VI Serie Iberoamericana y la precisión artesanal empleada en su acuñación añaden una dimensión histórica y cultural, convirtiéndola en una joya codiciada. Esta moneda, resguardada en una cápsula transparente para preservar su belleza, representa una conexión entre la historia, el arte y la inversión para aquellos que aprecian la numismática.

 Moneda de Portugal 10 Euros 2005. Fuente: (Google)

Esta pieza de Portugal de 10 euros de 2005, además de ser una inversión, es un testimonio de la riqueza cultural y artística del país. Su valor, más allá del aspecto monetario, radica en su capacidad para contar una historia a través de su diseño y fabricación meticulosa. Una pieza apreciada tanto por su valor financiero como por su valor simbólico en la rica tradición numismática portuguesa.