MONEDAS

Descubre la Fascinante Historia del Thaler de Carlos III (El Pretendiente) de 1721

Sumérgete en el pasado con el Thaler de Carlos III (El Pretendiente) del año 1721, una moneda que guarda secretos históricos y un valor excepcional de 1000 euros. Descubre sus detalles, conservación y su destacada presencia en subastas.
miércoles, 29 de noviembre de 2023 · 04:11

El Thaler de Carlos III (El Pretendiente) acuñado en 1721 es una pieza histórica de gran valor, con una catalogación específica (KR-1594). Esta moneda, con una conservación EBC+ y un peso actual de 28,38 gramos, ha atravesado el tiempo mostrando leves rayitas en el anverso que narran su historia. Fabricada en plata y con un diámetro de 44 mm, su rareza y belleza se destacan con una preciosa pátina que la hace resaltar entre las colecciones numismáticas.

La CECA de HALL es el sello distintivo de esta pieza de colección. Este Thaler de Carlos III ha dejado su huella en subastas notables, siendo parte de eventos como la Subasta 401 de Aureo, donde se presentó como lote 1268. Su presencia en eventos de este calibre evidencia su estatus como una pieza codiciada y apreciada en el ámbito de la numismática.

Thaler de Carlos III (El Pretendiente) de 1721. Fuente: (Google)

Esta moneda excepcional, además de su valor monetario actual de 1000 euros, representa una puerta de acceso a la historia y a los momentos cruciales de una época pasada. Su rareza y condición excepcional hacen que el Thaler de Carlos III (El Pretendiente) de 1721 sea una verdadera joya para los coleccionistas y amantes de la numismática.

El Thaler de Carlos III (El Pretendiente) de 1721, más allá de su valor monetario, es un testimonio tangible de los acontecimientos históricos de su época. Sus leves rayitas en el anverso y su conservación preciada, catalogada como EBC+, no hacen sino añadir capas a su historia, revelando su paso por distintas manos y circunstancias a lo largo de los siglos.

Thaler de Carlos III (El Pretendiente) de 1721. Fuente: (Google)

Esta moneda, con su exquisita pátina y su singular belleza, no solo es una pieza de colección, sino también un enlace tangible con el pasado. Su participación en subastas reconocidas como la de Aureo, donde se presentó como un tesoro único en el lote 1268 de la Subasta 401, resalta su estatus como una verdadera joya numismática, cargada de significado histórico y admiración colectiva.