RECETAS

¡Sorprendete con esta receta! El Arte de la Sobrasada Mallorquina Casera: Sabor Auténtico en tu Cocina

La sobrasada mallorquina, embajadora de los sabores de la isla balear, es un manjar irresistible que puede llevarse a otro nivel cuando se elabora en casa. Descubre la magia de crear tu propia sobrasada, envolviendo tu cocina con aromas mediterráneos y sabores auténticos que te transportarán directamente a las soleadas tierras de Mallorca.
lunes, 15 de enero de 2024 · 15:02

La sobrasada, embutido originario de Mallorca, es conocida por su textura untuosa, su color característico y su sabor ahumado. Al hacerla en casa, puedes personalizarla según tus preferencias y asegurarte de que cada bocado refleje la esencia misma de esta delicia mallorquina.

Elaborar Sobrasada Mallorquina Casera es una experiencia culinaria que nos transporta directamente a la rica tradición gastronómica de la isla balear de Mallorca. Esta receta centenaria destaca por la combinación de carnes de cerdo, paprika, sal y pimienta, creando una pasta untuosa y llena de sabor. 

Sobrasada Mallorquina Casera. Fuente: (Google)

La Sobrasada Mallorquina Casera no solo es una receta, sino un vínculo con la cultura y la identidad de la región. Al prepararla en casa, se perpetúa una tradición que ha pasado de generación en generación, compartiendo el amor por la buena comida y los sabores auténticos. 

Lista de Ingredientes

Carne de cerdo magra y grasa (proporción 3:1)

Pimentón dulce

Pimienta negra

Sal

Ajo

Tripas naturales de cerdo para embutir (opcional)

Preparación

Corta la carne en trozos pequeños y pásala por una picadora o procesador de alimentos.

Mezcla la carne con el pimentón dulce, la pimienta negra y la sal. Añade los ajos picados finamente.

Embute la mezcla en las tripas naturales de cerdo o, si prefieres una versión sin embutido, simplemente forma pequeñas bolas.

Deja que la sobrasada repose en un lugar fresco y seco durante unos días para que los sabores se integren.

Sobrasada Mallorquina Casera. Fuente: (Google)

Una vez madura, puedes disfrutar de la sobrasada cruda untada en pan o cocinarla en platos como sopas y guisos.

Paso a Paso

La sobrasada mallorquina suele curarse al aire durante varias semanas para intensificar sus sabores. Cuelga las piezas en un lugar fresco y bien ventilado, protegiéndolas de la luz directa del sol. Durante este proceso, la sobrasada adquirirá una consistencia más firme y un sabor más profundo.

Una vez curada, la sobrasada mallorquina casera está lista para deleitar a tus invitados o convertirse en la estrella de tus aperitivos. Untada en una tostada o como ingrediente en diversas recetas, esta deliciosa creación casera te transportará a la soleada Mallorca con cada bocado, convirtiendo tus momentos culinarios en una experiencia auténtica y memorable.