MONEDA

El trozo de metal de la década del 60: ¿Podría tu moneda de 1/2 céntimos pesetas valer 1880 euros en Melilla?

Descubre el fascinante mundo de las monedas antiguas y cómo una pequeña pieza de cobre puede esconder una gran historia y un valor sorprendente.
domingo, 21 de enero de 2024 · 00:03

¿Sabías que en España, el coleccionismo de monedas está viviendo un auténtico boom? Entre estas joyas numismáticas, destaca una pequeña gran estrella: la moneda de 1/2 céntimo de escudo de Isabel II, acuñada en 1868. Esta moneda, que ha viajado a través del tiempo, no solo es un pedazo de historia, sino que también ha capturado la imaginación de coleccionistas tanto en la península como en territorios de ultramar.

No es solo en España donde las monedas antiguas están causando furor. En toda Europa, los coleccionistas buscan con entusiasmo piezas de las décadas del 50 al 90. Y aquí entra nuestra protagonista: la moneda de 1/2 céntimo de escudo. Su diseño, su historia y su rareza la convierten en una de las más codiciadas.

Moneda de céntimos valiosa en Melilla. Fuente: (Google)

Si tienes por casa monedas antiguas, ¡no te apresures a deshacerte de ellas! Pesetas, euros, céntimos... cada una podría ser un tesoro oculto. Antes de tomar cualquier decisión, infórmate bien sobre su valor en el apasionante mundo de la numismática. Si tienes en tus manos una moneda como la de 1/2 céntimo de escudo, debes saber que puede ser muy valiosa para los coleccionistas. Estas piezas pueden alcanzar precios de hasta 1880 euros, gracias a su rareza y significado histórico.

Además de nuestra moneda de 1868, existen otras muy codiciadas, como las de Juan Carlos I, Francisco Franco y Leonor de Borbón. Un ejemplo histórico es el real español, una moneda de plata que fue la base del sistema monetario español hasta el siglo XIX.

Anverso y reverso de la moneda de 1/2 céntimos. Fuente: (Google)

La numismática no solo es un hobby, es una ventana a la historia y un posible tesoro en tu bolsillo. Así que, antes de pasar por alto esa vieja moneda, recuerda: podría ser mucho más que un simple pedazo de metal.