MONEDA

La joya numismática de 1966: ¿Tu moneda de 100 pesetas podría valer 5850 euros en los jardines de Sevilla?

Paseando por los encantadores jardines de Sevilla, ¿podrías imaginar que en tu bolsillo reposa una pequeña fortuna? Esta no es una historia de fantasía, sino una posibilidad real para quienes poseen una moneda de 100 pesetas de 1966.
viernes, 2 de febrero de 2024 · 00:10

La numismática está cobrando un nuevo auge en España. La moneda de 100 pesetas de 1966, con estrellas 19-69 y acuñada en Madrid, se destaca por su valor histórico y narrativo especial. Conservada en estado 'SC' (sin circular) y fabricada en plata, esta moneda no solo circuló por la España peninsular, sino también en territorios ultramarinos, aumentando su atractivo y rareza entre los coleccionistas.

El coleccionismo de monedas se está convirtiendo en una tendencia popular en toda Europa, y España no se queda atrás. La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre desempeña un papel esencial en este fenómeno, produciendo piezas que son verdaderas obras de arte e historia. La moneda de 100 pesetas de 1966, con su palo recto, brillo original y calificada como un magnífico ejemplar, es un claro ejemplo de la fascinación que despierta este hobby.

Ejemplar de la moneda de 100 pesetas. Fuente: (Google)

Si tienes en casa monedas antiguas, como pesetas, euros o céntimos, no te apresures a descartarlas. Cada una de estas monedas puede tener un valor inesperado en el mundo de la numismática. La moneda de 100 pesetas de 1966 es una de esas joyas ocultas que podrían tener un valor monetario significativo.

Con el aumento del interés en las monedas de euros y céntimos, los tasadores de monedas están más solicitados que nunca. Estos expertos pueden determinar si esa moneda que has tenido durante años es solo un recuerdo o una inversión valiosa. Incluso monedas relacionadas con la realeza española, como las de Juan Carlos I, Francisco Franco y Leonor de Borbón, están ganando atención en el mercado numismático.

Anverso y reverso de la moneda de 100 pesetas del 1966. Fuente: (Google)

En resumen, nunca subestimes el valor potencial de las monedas que tienes en casa. La moneda de 100 pesetas de 1966 es un ejemplo perfecto de cómo una pieza común puede convertirse en un tesoro numismático. Así que, antes de pasar por alto esas monedas que encuentras en un cajón olvidado, recuerda: podrían valer mucho más de lo que imaginas, incluso tanto como para disfrutar de un lujoso día en los jardines de Sevilla. ¡La aventura de descubrir tesoros numismáticos te espera!