PLANTAS

Descubre la Fascinante Mimosa: Una Planta que Reacciona al Tacto ¡Cierra sus Hojas!

Sumérgete en el mundo de la misteriosa mimosa, una planta de interior que sorprende con su reacción única al ser tocada. Aprende cómo cuidarla y disfrutar de su belleza exótica en tu hogar.
lunes, 26 de febrero de 2024 · 06:36

La planta mimosa, también conocida como "dormilona" o "sensible", es una planta que despierta la curiosidad de muchos aficionados a la jardinería debido a su peculiar comportamiento. Originaria de América, especialmente de las zonas tropicales, esta planta se destaca por su capacidad para cerrar sus hojas de manera inmediata cuando se la toca, se la sacude o se expone a cambios bruscos de temperatura y luz. Este fenómeno, que le otorga su apodo de "dormilona", la convierte en una especie fascinante para tener en casa.

Las hojas de la planta mimosa son particularmente especiales, ya que están formadas por hojitas más pequeñas que se pliegan cuando la planta reacciona al tacto. Además, produce pequeñas flores de color rosa que se agrupan en cabecitas esféricas, añadiendo un toque encantador a su apariencia. Con un crecimiento rastrero, la mimosa puede alcanzar hasta 60 cm de altura, lo que la convierte en una opción ideal para jardines verticales o como planta colgante en interiores.

Planta mimosa. Fuente: (Google)

Para cuidar adecuadamente a la mimosa, es importante proporcionarle un sustrato bien drenado y rico en nutrientes. La humedad es otro factor crucial, ya que esta planta tropical necesita un ambiente moderadamente húmedo para prosperar. En cuanto a la temperatura, prefiere climas cálidos, manteniéndola entre los 20 y 30 ºC y evitando las corrientes de frío. En cuanto al riego, es fundamental evitar el encharcamiento y mantener el sustrato ligeramente húmedo para garantizar su salud.

Planta mimosa. Fuente: (Google)

Además de estos cuidados básicos, la mimosa requiere luz directa del sol, aunque también puede tolerar condiciones de luz parcial. La poda regular, eliminando ramas y hojas muertas, promueve un crecimiento saludable y compacto. Con estas consideraciones en mente, cualquiera puede disfrutar de la belleza y la singularidad de la mimosa en su propio hogar, convirtiéndola en una adición encantadora a cualquier colección de plantas de interior.