Entretenimiento

El Encanto Numismático de Canadá: La Moneda de 200 Dólares de 1997 con la Máscara Haida Valuada en 1100 Euros

Descubre la fascinante moneda de 200 dólares de Canadá del año 1997, una pieza única en oro de 916 milésimas con la representación de la misteriosa Máscara Haida.
sábado, 3 de febrero de 2024 · 13:45

Canadá, conocido por su belleza natural, también se destaca en el mundo numismático con piezas únicas y valiosas. En este contexto, la moneda de 200 dólares del año 1997 emerge como una joya particularmente fascinante. Confeccionada en oro de 916 milésimas, esta pieza de colección cuenta con un diámetro de 29 mm y un peso de 17,13 gramos. Su categoría de conservación proof garantiza la preservación de sus detalles y la nitidez de su diseño.

La singularidad de esta moneda radica en su reverso, donde se representa la enigmática Máscara Haida, una expresión artística tradicional de la cultura indígena de la costa noroeste de América. Esta obra maestra numismática es catalogada como KM-288 y equivale a media onza de oro puro. La escasez de esta pieza la convierte en un tesoro codiciado por coleccionistas y amantes de la numismática.

La cotización actual de esta moneda asciende a la notable suma de 1100 euros, reflejando su estatus como una pieza única y valiosa en el mercado numismático internacional. Su valor va más allá de lo monetario, ya que encapsula la rica herencia cultural y artística de la nación canadiense, brindando a los coleccionistas una oportunidad única de poseer un pedazo de historia en forma de esta magnífica moneda.

Esta moneda de 200 dólares de Canadá no solo es un tributo a la rica herencia cultural del país, sino también un testimonio de la maestría artística y técnica que caracteriza a las creaciones numismáticas canadienses. El meticuloso grabado de la Máscara Haida, con sus detalles intrincados y su diseño cautivador, resalta la habilidad artesanal que define a esta pieza.

Como parte de la serie de monedas de oro de Canadá, este ejemplar no solo se presenta como una inversión atractiva, sino también como una ventana a la riqueza cultural indígena que ha dejado una marca perdurable en la identidad de Canadá. A medida que se consolida como una pieza codiciada en el mundo de la numismática, la moneda de 200 dólares de 1997 con la Máscara Haida continúa cautivando a coleccionistas y entusiastas por igual.