INFANTA CRISTINA

La Infanta Cristina no se oculta más y vio la luz la foto que lo dice todo

La hermana del Rey Felipe ha dejado el pasado bien atrás.
sábado, 4 de junio de 2022 · 15:36

Muchos años ha tenido que ocultarse la Infanta Cristina por culpa de los manejos poco claros de su ahora exmarido Iñaki Urdangarin. Condenada como si ella fuera culpable, tuvo que exiliarse en Suiza y echó de menos a su familia durante más de seis años, sin poder visitarlos en Mallorca, uno de sus lugares en el mundo.

El divorcio de común acuerdo con Iñaki Urdangarin ha sido un cataclismo para la vida de la Infanta Cristina. Después de todo, han sido 24 años entregados a la vida con el exdeportista olímpico y cuatro hijos a los cuales no puede amar más, con quienes se ha mantenido más unida que nunca en plena tormenta.

La Infanta Cristina y su hijo Pablo, el incondicional. Fuente: (EFE)

Pero desde mediados de mayo que la vida de la hermana de Felipe ha dado un vuelco exponencial. Ahora es otra, vive de una manera distinta, han desaparecido los semblantes serios y las caras de preocupación que suponían años de dolor con hijos avergonzados de su padre en prisión.

Venga, que su propio padre Don Juan Carlos tampoco se lo ha hecho fácil: desde que el Rey se ha autoxiliado en Abu Dabi, la Infanta Cristina lo había visto poco y nada en los últimos dos años, solo realizó visitas ocasionales y breves durante la pandemia junto a su hermana Elena y no mucho más.

Ahora bien, decíamos que en mayo algo había pasado y ha sido la boda de Mafalda de Bulgaria la que sacó a Cristina de la zona de dolor. Su hermana Elena la obligó a tirar la ropa oscura, a pasar por el estilista y la maquilladora, además de renovar su joyero y su vestuario, ya en la preboda dio muestras de que el color había vuelto a su vida.

La Infanta Cristina, colores y afectos. Foto: (Diario Sevilla)

Pero hay mucho más que un mero cambio de outfit: la Infanta Cristina no oculta quiénes son las personas realmente importantes en su vida y así lo ha hecho saber. Sin problema, ha llevado a sus cuatro hijos a visitar a Juan Carlos, con quienes ha posado sin ocultar su emoción.

La emoción de la Infanta Cristina junto a su familia. Fuente: (La Razón)

Madraza desde la primera hora, la Infanta Cristina tiene particular devoción por su hijo Pablo, a quien ha ido a alentar a Barcelona. Allí lo ha besado y abrazado como pocas veces la prensa lo ha registrado. Además, en el joven de 21 años ha encontrado a su compinche preferido y a quien ha llevado a la boda. Con todos ellos y con su hermana Elena, el próximo 13 de junio celebrará un nuevo cumpleaños a lo grande. Como Dios manda y como Cristina se lo merece. Ya no hay tiempo para el dolor. Ya no.

Otras Noticias