INFANTA CRISTINA

El último hilo de esperanza y la carta que se juega la Infanta Cristina por Iñaki Urdangarin

Nadie podía esperárselo.
jueves, 7 de julio de 2022 · 14:38

¿Es imposible pensarlo? ¿Realmente lo es? ¿Es acaso alocado pensar que la familia importa más que cualquier otra cosa? Y el fin… ¿el fin justifica los medios? Que nos lo diga la Infanta Cristina, que esta semana ha vuelto a ser noticias por dos razones, una muy distinta de la otra. Una de ellas tiene que ver con la razón de todas sus penas, pero también de sus alegrías: Iñaki Urdangarin. ¿Héroe o villano?

La hermana del Rey Felipe ha tomado al toro por las astas y se ha decidido por la evolución. Quiere ser mejor de lo que era, dejar atrás a aquella persona que tantas lágrimas derramó. La mujer insegura en la que se transformó a base de la desconfianza que le generó aquel en el que más confió y en quien depositó todo su amor y su pasión.

La vieja Infanta Cristina ya no existe más. Quedó claro en sus últimas apariciones públicas sin el rasgo estético que supo ser su sello: la verruga. No está. Ordenó que se la extirpen. Y de paso, ya que estaba en el quirófano, pidió que le retoquen un poco el rostro, un leve rejuvenecimiento. También se ha apuntado al gimnasio, al que va tres veces por semana.

La nueva Infanta Cristina sin su "vieja amiga" verruga, que la acompañaba a todos lados. Fuente: (Lecturas)

La hija mediana del Rey Juan Carlos quiere estar bien para ella misma. Y también, tal vez, para salir en búsqueda de un amor que le corresponda. De uno nuevo, que la ayude a convertirse en la Cristina que siempre soñó. ¿Solo eso? ¿O hay algo más detrás? ¿Podría ser que…?

¿Es muy loco pensar que la Infanta Cristina se está poniendo a punto para luchar por recuperar el amor de Iñaki Urdangarin? Sabemos que la familia es lo primero para ella. En este sentido, no le es esquivo el sufrimiento de sus hijos, pero en especial el de la adolescente Irene, con quien vive en Ginebra (Suiza).

El delgado hilo

Un delgado hilo de esperanza es el que guarda muy en lo profundo de su ser la Infanta Cristina sobre Iñaki Urdangarin. No tan delgado como la ancha distancia que separaba a su esposo –¿en proceso de ex?- de Ainhoa Armentia en las costas de Bidart.

Ainhoa Armentia e Iñaki Urdangarin el pasado fin de semana juntos, aunque bastante distanciados. Fuente: (¡Hola!)

Las fotos hablan. Dicen más que miles de "te quiero". No muestran cariño, no hay gestos de cercanía. Esas imágenes publicadas por “¡HOLA!” son el último vestigio de ilusión de la hermana del Rey Felipe. Porque las revistas del corazón también lo dicen. La relación entre el ex Duque de Palma y su novia no camina sobre piso firme.

Hay arenas movedizas alrededor de Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia. Vienen de una crisis y trabajan para ser lo que supieron ser en un principio. Caminan por la cuerda floja, sobre un abismo de incertidumbre. Su historia amorosa, esa que empezó de la forma más brusca y violenta, pende de un hilo. El último hilo de esperanza de la Infanta Cristina.

Otras Noticias