INFANTA CRISTINA

Los tres amores que provocaron imborrables heridas en la Infanta Cristina

La segundona de los Borbón.
domingo, 18 de septiembre de 2022 · 06:00

La historia de la Infanta Cristina ha estado marcada desde su nacimiento. Su padre, el Rey Juan Carlos, esperaba que el segundo embarazo de la Reina Sofía al fin le otorgue el primogénito que lo sucedería en la Corona española. Convertida en la segundona de los Borbón, la hermana de la Infanta Elena y del Rey Felipe transcurrió sus primeros años entre las sombras, hasta que ha decidido abandonar Madrid para alejarse un poco de La Zarzuela.

Estos detalles y muchos más han sido revelados por Paloma Barrientos en su libro "Los secretos de la Infanta ¿Quién es realmente Cristina de Borbón?", por lo que ha profundizado sobre el perfil de la Infanta Cristina y los desencuentros amorosos que vivió hasta su matrimonio con Iñaki Urdangarin.

"Los secretos de la infanta", el libro sobre la Infanta Cristina. Fuente: (Twitter)

Por supuesto que los entuertos con el exjugador de balonmano también han sido recopilados por la escritora que no ha dejado pasar por alto la vida amorosa del exDuque de Palma, lo que ha terminado desencadenando la separación de la pareja.

Los tres primeros amores imborrables de la Infanta Cristina

En su recopilación, Paloma Barrientos ha contado que la Infanta Cristina se mudó a Barcelona, a los 25 años, para “estar más cerca de Fernando León. Era un chico canario, rubio y con ojos azules al que había conocido en un curso de vela donde él era el profesor y Cristina la alumna. Se hicieron íntimos. El regatista tenía un año más que la Infanta y compartían muchas aficiones. Este fue su primer amor, que fue breve y sin mayores contratiempos en la vida de la infanta”.

La primera relación importante fue la que la hija de Don Juan Carlos mantuvo con Álvaro Bultó y según la escritora “se enamoró. Jugaban al despiste y organizaban los planes de ocio que ofrecía a Cristina y que eran muy apetecibles. Hasta llegaron a practicar rafting ante el horror de los escoltas. Pero tampoco pudo ser; la Infanta es una mujer muy celosa, y él era un hombre muy extrovertido que tenía un éxito tremendo con las mujeres. Cristina lo llevaba fatal. Álvaro no entendía la postura de su novia y los encuentros se cargaban de reproches. Además era difícil ajustar agendas. El aventurero pasaba mucho tiempo fuera de Barcelona. Y precisamente uno de los mayores atractivos para la Infanta era ese deseo de libertad que le gustaba en la teoría pero no en la práctica. La historia de amor duró tres años y fue languideciendo”.

La Infanta Cristina se mudó a Barcelona para alejarse de La Zarzuela. Fuente: (Instagram)

En el capítulo ‘Los novios de Cristina’, se cuentan además algunas salidas con Juanjo Puigcorbé, José Luis Doreste y Cayetano Martínez de Irujo.

La segunda decepción de la Infanta Cristina se la dio Jesús Rollán, un jugador de waterpolo que quedó signado como el que “presentó a los futuros Duques de Palma, en los Juegos Olímpicos de Atlanta. La infanta se había fijado en Rollán como posible conquista en los Juegos de Seúl, en los que ella fue abanderada del equipo español, pero el deportista prefirió la amistad al amor y así se lo comunicó a la Infanta”.

Iñaki Urdangarin y la Infanta Cristina estuvieron casados durante casi 25 años. Fuente: (Instagram)

Por último, en la enumeración de los amores de la hermana del Rey Felipe aparece Iñaki Urdangarin, que había comenzado a coquetear mientras mantenía en paralelo una relación con Carmen Camí y con la que tenía planeado casarse. “Para ella, como para cualquiera que le sucediera lo mismo, fue una verdadera conmoción y tardó tiempo en recuperarse. Cristina lo tenía claro y no era su problema, porque la que estaba 'soltera' y sin compromiso era ella”.

Con este último amor, la infanta Cristina mantuvo más de 24 años de matrimonio y cuatro hijos. Pero una infidelidad con Ainhoa Armentia ha precipitado el proceso de divorcio que la devolverá, después de tanto tiempo, a la soltería.

Otras Noticias